Entradas Recientes
Lowell Brueckner

Ingrese su dirección de correo electrónico:


Entregado por FeedBurner

Marcos Vidal

Etiquetas:


“En esta oportunidad queremos compartir con ustedes el mensaje que predicó Marcos Vidal en la Iglesia del conocido Predicador de la Prosperidad Joel Osteen. El millonario pastor Osteen invitó a Vidal a cantar y predicar en su Iglesia pensando que sus palabras serían suaves al igual que las suyas. Sin embargo, fiel a lo que escribió en el libro, Marcos Vidal aprovechó la oportunidad que tenía entre sus manos para predicarles el verdadero Evangelio a esas almas sumidas en las pompas de la prosperidad.” (escrito en el Diario Cristiano)

Hace tiempo vi en Facebook que Marcos Vidal predicó valientemente contra la prosperidad en la iglesia Lakewood donde el pastor principal es Joel Osteen. Bueno, me interesaba y fui al sitio web para escuchar el mensaje. Lo primero que noté es que era un video de 11:45 minutos y empezó con lo que parecía ser una foto de Marcos con Joel (la he ampliado; era más pequeña y más difícil distinguir). Lo tengo colgado aquí, de forma más grande, y verás que no es una foto, sino dos, porque tiene diferentes trasfondos. Entonces también me fijaba en que la audiencia era hispánica, porque Marcos hablaba español y la gente respondía inmediatamente… no había traducción.

El reportaje daba la impresión que Marcos fue invitado por Joel Osteen y estuvo predicando a su congregación. La verdad era otra. La congregación de Osteen es de habla inglés y las reuniones se hacen en inglés. Investigué y vi todo el video de más o menos 1½ hora y la reunión ocurrió en un jueves por la noche y fue cuando la congregación hispánica se reunió con su pastor Danilo Montero. Ellos también se reúnen el domingo a las dos de la tarde en la segunda planta de la iglesia de Joel Osteen. Probablemente Marcos Vidal nunca conoció a Joel Osteen y puedes estar casi 100% seguro que Osteen no escuchó a esa predicación. Solamente quise aclarar la verdadera situación.


Marcos Vidal predicó que hablar de la ira de Dios es diabólico y anti-bíblico

Marcos Vidal no es culpable por nada de lo que escribo anteriormente. No conozco personalmente a él y os quiero hacer saber que no tengo el menor deseo de hacerle daño. Lo que sí quiero hacer es desafiar a un error muy grande y muy popular del día de hoy, que es evangelizar y presentar públicamente el inmutable Dios, evitando mencionar un atributo de Él que es revelado claramente en el Nuevo, como en el Antiguo Testamento… sea, Su ira. Vidal dogmáticamente acusa a los predicadores que anuncian la ira de Dios, yo incluido en el número, de actuar anti-bíblico y diabólicamente y, al mismo tiempo, está acusando los más destacados líderes de la iglesia, a través de los siglos, de lo mismo. Siendo que es así y que muchos lectores de este blog escuchan su música, no creo que hago mal al dedicar un artículo al tema.

Un matrimonio, amigos míos, que estuvo en una reunión en Madrid y escucharon a Marcos Vidal predicar que hoy en día cuando evangeliza un cristiano y habla de un Dios que pueda airarse, lo que práctica es anti-bíblico y diabólico. Estuvieron asustados y después escribieron a Marcos Vidal, preguntándole sobre el asunto. Presento la comunicación textualmente:

La pregunta

Buenas noches Marcos: Mi marido y yo estuvimos en una reunión en el centro de Betel, donde celebráis vuestro culto los domingos por la tarde, el día 6 de Enero. El mensaje, principalmente, tenía que ver con el mensaje de Navidad. La predicación fue buena, y estuvimos muy contentos y unidos al mensaje que se estaba proclamando allí. Estabas hablando y enfatizando el amor de Dios, hasta que, si no recuerdo mal, dijiste: "Y eso de que Dios está enfadado y enojado, además de ser anti bíblico es diabólico". No sé si es del todo literal, pero más o menos. Estas palabras se han quedado en mi cabeza desde entonces y he estado con el deseo de poder preguntarte si realmente es esto lo que piensas y en que te basas para hacer tal declaración y afirmación, según la Palabra de Dios. Espero que no tomes esto como algo atrevido, sino por el respeto que sentimos hacia tu ministerio y persona.
Un saludo”

La primera respuesta de MV

“No recuerdo exactamente el contexto de aquel comentario, pero si me dices que era en relación a la Navidad, te puedo decir que probablemente a lo que yo me refería es que, ya que todo el enojo, castigo o enfado de Dios fue sobre Cristo en la cruz, no ya sobre nosotros. Y cualquier otra idea es contraria al mensaje del evangelio. Probablemente usé las palabras "diabólico" y "anti-bíblico" refiriéndome a esa religiosidad impuesta por los hombres, que traslada a las personas una imagen de un Dios enfadado y castigador de la humanidad. Nada más lejos del mensaje de la Navidad.”

La segunda carta: Pidiendo una aclaración

“Hola Marcos. Primeramente, gracias por responder, aunque quisiera que me aclararas algo, si es posible… Cuando has dicho que “en la encarnación de Jesús se acabó cualquier expresión de enfado, enojo o castigo para el ser humano de parte de Dios y que todo el enojo, castigo o enfado de Dios fue sobre Cristo en la cruz, y no ya sobre nosotros, y que cualquier otra idea es contraria al mensaje del evangelio”… no entiendo bien lo que quieres decir. ¿Quieres decir que desde que Cristo vino a la tierra, Dios ya no se enfada con la humanidad y que lo que Cristo hizo en la cruz quita la ira que Dios ha tenido y que está sobre la humanidad en general? ¿Crees que la gente no debe saber que hay un castigo de parte de Dios y que Dios está airado con ellos? Porque si no es así, entonces, ¿cómo debemos presentar el evangelio a los no creyentes? Por favor, ¿podrías explicarme como es que decir que Dios está enfadado con la humanidad puede ser anti bíblico? ¿Como ves lo que el Nuevo Testamento enseña en cuanto a la gente incrédula? Perdona mi insistencia. No estoy buscando crear una controversia, pero es que me he quedado un poco confusa con tu respuesta, y por eso agradecería una aclaración de tu parte.”

Marcos Vidal contesta, aclarando su posición

(Voy a tomar la libertad de comentar en medio de esta carta. Mis comentarios estarán en negro y también en paréntesis. Estaré citando también a otras personas, principalmente a Phil Johnson…)

“Disculpa la tardanza en responder. ….

La Biblia enseña claramente que la ira de Dios contra nosotros fue sobre Jesús en la cruz. El castigo de nuestra paz fue sobre Él y por sus llagas fuimos nosotros curados (Isaías 53). Evidentemente, la paga del pecado es la muerte, y todo aquel que no acepta o recibe a Jesús por la fe está bajo condenación eterna. La única manera de eludir el castigo de Dios es a través de Cristo. Eso es el evangelio. Yo no niego eso, al contrario, lo predico. Sin embargo estoy en contra de ese tipo de "predicación evangelística" que enfatiza la imagen de un Dios airado, porque creo que no responde a la realidad, ni tampoco a nuestro cometido. El Evangelio de Jesucristo es la revelación de un Dios sobre todo misericordioso. Y la misericordia triunfa sobre el juicio. 

Presentar ante la humanidad a un Dios airado no tiene nada que ver con la Gran Comisión. Para empezar, el Evangelio significa -y es- una Buena Noticia, y no sé qué rayos tiene de Buena Noticia un Dios airado. La Buena Noticia es que Dios en su infinita misericordia provee un camino de salvación para el ser humano, sin que este lo merezca. Y ese camino consiste en sacrificar a su propio Hijo Jesús, en el lugar de todo aquel que crea en Él. Dime si eso es un Dios airado, o si es más bien un Dios amoroso que pone todo lo que puede poner de su parte para reconciliar a la humanidad con Él. Yo no hablo de cambiar el mensaje o minimizar las exigencias de Dios, Dios me libre, lo que digo es que el énfasis de nuestra presentación del evangelio debe estar más en el amor de Dios al proveernos una salvación tan grande, y no en su enojo.

(A la primera vista, algunos fácilmente concluirán que Vidal tiene razón, especialmente por el estilo de “evangelio” que es predicado comúnmente en nuestros días. Vidal va con esta corriente. Razona humanamente, y la verdad es que está fatalmente equivocado, predicando un evangelio que no convierte al pecador. Es porque está ignorando unos principios muy importantes sobre la evangelización y también sobre la naturaleza pecaminosa del hombre. Es algo que los verdaderos hombres de Dios, ganadores de multitudes de almas, siempre han reconocido. Es que el temor de Dios es el principio de la sabiduría. El amor de Dios no vale nada para la persona que no tiene el temor de Dios. El pecador corrompido, como es, en sus pecados y delitos, un rebelde desde el seno de su madre, solamente abusará el amor de Dios, porque no lo puede apreciar. Francis Chan dijo, “Dejemos de pedir disculpas por lo que es nuestro Dios y empezar a pedirle perdón a Él por haber negado de predicar Su ira.”)

(Un predicador, mucho más sabio que Vidal en su conocimiento de la enseñanza bíblica sobre como alcanzar al pecador, habló sobre la ira de Dios. Phil Johnson te hace saber que enfatizar la ira de Dios es tan necesario en esta época como lo fue en los tiempos del Antiguo Testamento. En un mensaje, al principio, hizo una declaración en cuanto de los que se alegran hablar sobre tales temas. Les denunció como gente que tiene algo muy falso en su carácter. Lo hizo claro que ese mensaje no sería fácil escuchar y ciertamente tampoco sería fácil exponer. Sin embargo, evitar el tema significaría una infidelidad a la revelación de Dios y Su verdad.)

(Proclamó que no hay otro libro en toda la Biblia que habla más de la ira de Dios y del Cordero como el libro de Apocalipsis. También citó a Hebreos 10:26-30 que pronuncia “una horrenda expectación de juicio y ardor de fuego que va a consumir a los adversarios.” Advierte que un castigo más severo espera al que “pisoteó al Hijo de Dios” que para el que viola la ley de Moisés. Concluye esa porción declarando “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! Estos pasajes, dice Johnson, están escritos para producir temor y, como la Biblia enseña más que una vez, el temor de Dios es el principio de la sabiduría. Por eso, es imposible atender a las cosas de Dios con sabiduría, si no poseemos primeramente Su temor.)

(Él dio cinco puntos sobre la necesidad de predicar la ira de Dios. 1) Porque demuestra que el pecado es extremamente maligno. No hay tal cosa como un pecado finito contra un Dios que es infinito. Comer una fruta no puede ser considerado un hecho maligno, hasta que uno toma en cuenta que una santa y suprema Autoridad prohibió que Adán y Eva la comieran. Una eternidad en el infierno no es suficiente castigo para pagar por una ofensa contra un Dios infinito. 2) Su ira demuestra la santa y gloriosa naturaleza y la perfecta justicia de Dios. Hasta cierto punto Dios sería injusto, sí Su justicia no demandaría una obediencia perfecta. Cada infracción demanda una retribución justa. 3) La ira de Dios muestra que Dios toma Su Ley muy en serio y que es sumamente importante. Él pone la Ley de su gobierno delante de los ojos de los hombres y declara que no debe ser quebrantado. Describe todos los términos de esa Ley y las penalidades que pagarán por desobedecerla. Según Su Ley, el mundo será juzgado delante del Gran Trono Blanco. 4) Su ira es las arras de una tormenta indecible e interminable en el infierno. Allí será derramada la ira sin misericordia y sin algo que la aplaca o la alivia. Continuará ardiendo por toda la eternidad. 5) Lo más importante de todo y también lo más maravilloso es que la noche oscura de la ira de Dios sirve como un fondo para las brillantes estrellas de Su gracia. La gracia fuertemente penetra al corazón que ha sentido las llamas de condenación por sus pecados.)

Hay un tiempo para todo y la Gran Comisión incluye una labor de discipulado en la cual tenemos el deber y la obligación de guiar a los nuevos creyentes en el camino y enseñarles ciertas verdades que de entrada pueden no haber comprendido. Eso es hacerles madurar en Cristo, lo cual también es nuestra labor! pero lamentablemente la mayoría de los cristianos nos dedicamos a dar bíbliazos a la gente sin preocuparnos verdaderamente por ellos, y nos mantenemos a distancia de ellos,  escondiéndonos cómodamente tras una proclamación apocalíptica con amenazas, y llamamos a eso "cumplir la gran comisión". Lo hemos hecho por siglos

"Pecadores en las manos de un Dios airado"
famosa predicación por Jonathan Edwards
(Personas como Marcos Vidal manifiestan “hibris”… Me refiero a personas que desprecian muchas de las maneras que han sido analizadas y aceptadas por todos los grandes líderes de la iglesia de la historia cristiana. En la definición de Wikipedia para "hibris", encuentro lo siguiente: "Las consecuencias negativas modernas de las acciones provocadas por la hibris, parecen estar asociadas a una falta de conocimiento, interés y estudio de la historia, combinada con un exceso de confianza y una carencia de humildad". Hibris describe un orgullo extraordinario y sin razonamiento, orgullo extremo e insensato y una súper autoconfianza peligrosa. Si Vidal tiene razón, entonces el peregrino de John Bunyan no tenía que ser amonestado huir de la ira venidera; Lutero, Calvino, Knox, Jonatán Edwards, Whitefield, Wesley, Finney, Spurgeon, Warfield, Machen, Francis Schaeffer y Billy Graham, todos, están equivocados por hablar a los pecadores de la ira de Dios y el castigo eterno del infierno... ¿Dieron bibliazos a la gente sin preocuparse por ellos? ¿Cuándo llega a ser hibris cuestionar métodos que han sido cuidadosamente analizados y aceptados por los siglos?")

No me parece de recibo, Y cuando digo que no es bíblico, me refiero a que en muchas ocasiones tenemos una actitud "antiguo testamentaria" con la gente.  Pienso que nuestro mayor ejemplo de conducta hacia los no creyentes debería ser JESÚS mismo, y no ningún profeta del Antiguo Testamento, con sus amenazas, tipo Juan el Bautista, "arrepentíos o pereceréis". El ejemplo a seguir es JESÚS.

(No fue Juan Bautista que dijo “arrepentíos o pereceréis”, sino Él que dijo Vidal que debemos seguir, Jesucristo: Lucas 13:3 y 5, “¡Si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente!” Fue Jesús que empezó su ministerio diciendo, “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.” Fue Jesús que “comenzó a reconvenir a las ciudades en las cuales había hecho muchos de sus milagros… ¡Ay de ti, Corazin! ¡Ay de ti, Betsaida!... en el día de juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón, que para vosotras... y tu Capernaum… será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma, que para ti.”)

Y si te fijas en Jesús, verás que fue terriblemente duro, sarcástico y hasta amenazante con los fariseos, con los religiosos, y con los que se consideraban justos por su religiosidad, pero fue tremendamente amable, cercano y cariñoso con los publicanos, pecadores, prostitutas etc. Hasta el punto de que le acusaron (y con razón), de que se juntaba demasiado con gente de reputación cuestionable. ¿No te hace eso sospechar que nuestra actitud frente a los pecadores debería ser diferente? (¿Qué fue Su mensaje a los publicanos, pecadores, prostitutas? “No he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.”)

Por supuesto que todo aquel que no está en Cristo permanece bajo la ira de Dios, pero nosotros hemos sido llamados a acercarnos y proclamar el evangelio, un mensaje de reconciliación, no de juicio, Y hay que comenzar por Jesús. Hay que comenzar por los hechos, más que por las Palabras. Más preocupación genuina por la gente y sus necesidades, y menos sermones amenazantes. ¿Cómo nace la vida? ¿Con una amenaza o con un acto de amor? (Sencillamente es sabio saber que no todas las analogías valen para cosas espirituales.) Cuando está por nacer un bebé, ¿le rodeamos de cariño y protección, o le esperamos en el paritorio con una lista de advertencias en la mano? Primero que nazca a la vida, y después habrá que enseñarle todo lo que no sabe. Lamentablemente muchos cristianos ignoramos el llamamiento de Jesús que nos dijo "ID"...pretendemos que ellos vengan, en lugar de ir nosotros, y cuando vamos, no vamos con un mensaje del amor de Dios, sino con un mensaje de juicio...y lamentablemente, con el paupérrimo testimonio que ha dado la Iglesia a la sociedad a través de la historia, no podemos permitirnos el lujo de "IR" con una espada de juicio en la mano. Es ridículo y sí, es anti-bíblico porque no tiene nada que ver con ser "sal de la tierra" ni "luz del mundo". (“No participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas” Ef.5:11) No podemos vivir en una "burbuja evangélica" y sólo asomarnos al exterior para dar cuatro voces amenazantes y luego volver a la burbuja, sin preocuparnos por tener un mínimo contacto con la gente. No es evangelismo, no es lo que Jesús haría y, desde luego, no es lo que hizo. A eso es a lo que me refiero. Espero serte de ayuda o al menos aclarar un poco tu pregunta. Bendiciones!

Marcos Vidal”

(Al concluir, quiero citar una línea de dos canciones antiguas en inglés que ilustran la posición que tenemos que tomar… “Estuve humildemente de rodillas delante la cruz, solamente temiendo al ceño fruncido de un Dios airado…”  “Por la palabra de Dios supe de mi pecado, entonces temblé por Su ley haber despreciado…”)




0 comentarios:

Publicar un comentario