Entradas Recientes
Lowell Brueckner
feedburner

Ingrese su dirección de correo electrónico:


Entregado por FeedBurner

La gracia es para los indignos

Etiquetas:




“La gracia de nuestro Señor sobreabundó con la fe y el amor que hay en Jesucristo. Fiel es la palabra, y digna de ser aceptada por todos: Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. Pero para esto alcancé misericordia: para que Jesucristo mostrara toda su longanimidad primero en mí, como ejemplo de los que habrían de creer en Él para vida eterna. Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible y único Dios, sean honor y gloria por los siglos de los siglos, amén”.
1 Tim.1:14-17

Desde el día de Pentecostés y por los últimos 1981 años, el evangelio va publicando y enseñando la gracia de Dios. Pero no fue el principio de Su gracia, porque la gracia existe desde que Dios existe; sea en la eternidad. La gracia es eterna, como Dios es eterno. Por eso, al empezar a estudiar la Biblia hallamos la gracia. Cuando el pecado, la violencia, la corrupción, la perversidad del mundo abundaban y, continuamente y de todas formas, la mentalidad del hombre persistió en la maldad y no hubo más remedio, Dios determinó borrar el hombre de la faz de la tierra. La tierra estaba bajo maldición y destrucción, cuando Noé halló gracia ante los ojos de Dios. 

Aun en un diccionario secular verás que la gracia tiene que ver, en su primer significado, con Dios. Hallo en el mío esta definición: “1a) Una asistencia divina no merecida dada al hombre para su regeneración o santificación. b) un estado de santificación disfrutado por la gracia divina. c) una virtud que viene de Dios. Antes que cualquier otro significado, al definir gracia el hombre tiene que tomar en cuenta a Dios.

¿Qué es el poder espiritual?

Etiquetas:


Por A. B. Simpson

A. B. Simpson
A. B. Simpson fue el fundador de la Alianza Cristiana y Misionera, movimiento dedicado a llevar el evangelio a los rincones más lejanos del mundo. Es el movimiento al que pertenecía A. W. Tozer y, de hecho, él escribió la biografía de Simpson, titulada Envergadura. Mi padre también pertenecía a AC&M y le encantaba leer los libros de Simpson, que siempre enaltecían a Cristo.
  
El mensaje de Simpson repetía el clamor del apóstol Pablo: “No yo, sino Cristo en mí”. Uno de los muchos himnos de Simpson se titulaba, simplemente, Él Mismo. “Antes era una bendición”, empieza el himno, “ahora es el Señor… antes anhelaba dones, ahora poseo al dador; antes buscaba sanidad, ahora solamente a Él”. El amor que A. B. Simpson tenía por Jesús, desvanecía todo lo demás. Mostraba una pasión singular… ¡solamente Cristo! ¡Que Dios nos dé, una vez más, predicadores y compositores como este hombre!
  
¿Qué tipo de hombre podría inspirar a cientos de personas a ir a la mayoría de las naciones de este planeta a llevar el mensaje de la salvación? Un día, un huésped de la casa de Simpson se levantó a las 4:30 de la madrugada y salió al pasillo. Allí, observó que la puerta de su despacho estaba entreabierta. Al asomarse, pudo ver por la rendija la luz encendida y escuchar a alguien sollozar. Entonces vio a Simpson, de pie, sobre un gran globo terráqueo, abrazándolo, con sus lágrimas cayendo sobre los países, bajo su rostro. Lee las siguientes palabras de aquel piadoso hombre…

La visión de un rollo volador

Etiquetas:


Volví a alzar la vista, y al mirar, vi un rollo que volaba. Y me preguntó: ¿Qué ves? Respondí: Veo un rollo que vuela, de veinte codos de largo y diez codos de ancho. Me dijo entonces: Esta es la maldición que sale por toda la faz de la tierra. Porque, según lo escrito en un lado, todo aquel que hurta será excluido, y según lo escrito en el otro lado, todo aquel que jura falsamente será excluido. Yo la hago salir, dice Jehová de los ejércitos, y entrará en la casa del ladrón, y en la casa del que jura en falso mi Nombre, y permanecerá en medio de su casa hasta que su maderaje y sus piedras se consuman.
Zacarías 5:1-4

Hasta aquí, la profecía de Zacarías estaba llena de consuelo y esperanza para Israel. Profetizó que Dios tenía preparada la destrucción de sus enemigos y cómo protegería a los judíos en el futuro. Dios iba a habitar en medio de ellos y los gentiles serían atraídos también. Habló de la purificación del sumo sacerdote y una Piedra Única, un Siervo, un Renuevo que quitaría el pecado de la tierra en un día. Finalmente vio como el Espíritu Santo iba a hacer una obra sobrenatural para reedificar el templo.

Sin embargo, el mensaje no estaría bien equilibrado si no presentara la maldición existente sobre los que persisten en la maldad; Dios también se preocupa por ellos. Ellos serán excluidos de las bendiciones venideras. Para que nadie se engañe, junto con la promesa del perdón para el pecador arrepentido, está la garantía de que “ningún fornicario, o inmundo, o avaro, esto es, idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios… porque por medio de estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia” (Ef.5:5,6) y “los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gal.5:21). Serán excluidos “los cobardes y incrédulos, y abominables y homicidas, y fornicarios y hechiceros, e idólatras y todos los mentirosos” (Ap.21:8). 1 Juan 3:8 proclama: “El que practica el pecado procede del diablo.”

¡Gracia, gracia a ella!

Etiquetas:


Zacarías 4:7-14… un estudio expositivo
(con un comentario sobre Apocalipsis 11:1-15)

El monte de oposición está siempre presente para estorbar la obra de Dios (v.7). En el caso de la reconstrucción del templo, lo vemos en Esdras 4. Pero en el capítulo 5, en obediencia a la palabra de Dios, empezaron la obra de nuevo y, en el capítulo 6, Darío hizo un edicto, en el que prohibió que se interfiriese con la obra, pero todo fue hecho posible por la palabra de Dios (6:14).  La obra fue detenida, pero tuvo que ser acabada, porque lo que es de Dios nunca queda a medias. La fe remueve (Mt.17:20; 21:21) los montes de oposición (2 Co.10:5; 2 Tes.2:4). Para que la obra del templo pueda empezar y sean puestas las piedras para el cimiento, el monte tiene que ser aplanado. Cuando se hace algo según el plan de Dios, Él remueve el obstáculo. ¿Quién eres tú o gran monte?... grande que sea, pronto y fácilmente serás deshecho y no habrá evidencia de tu presencia. ¿Y cómo? Pues mientras Zorobabel y Josué se adelantaban (por fe – Esd.5:2), delante de ellos se removían los obstáculos. Ellos empezaron a trabajar antes de que llegara el edicto del rey con el permiso para hacerlo.

Estamos viviendo en nuestros días el cumplimiento de esta profecía con la oposición final de las naciones contra Israel (¡Está seguro que tú estés a favor de Israel!). Toda esta oposición será deshecha por el Mesías cuando venga la segunda vez. Todo Israel será salvo (Jer.51:25; Dn.2:34, 45; Ro.11:26). Por eso es necesaria la palabra del profeta, porque humanamente no hay garantías ni a veces posibilidades, pero la palabra de Dios asegura y se cumple. Cristo, la Piedra Viva (Zac.3:9,1 P.2:4) vendrá otra vez y tomará Su sitio.

Al poner la última piedra, todos reconocerán con alegría que fue una obra de Dios… Su gracia desde el principio hasta el fin… “gracia sobre gracia”  (Jn.1:16). Si no fuera por una oposición imposible de superar, algo muy por encima de lo que el hombre puede hacer, Dios no recibe la gloria. La historia de los avivamientos cuenta que, antes de sus comienzos, hubo manifestaciones fuertes y palpables de demonios. Al tenerlas delante, el pueblo de Dios se dedicó a la oración, porque les fue demostrado claramente que humanamente no había manera de combatirlas. Entonces con una obra de gracia, Dios ha movido sobrenaturalmente y el hombre no puede tomar crédito, porque fue hecho evidente que no fue por un esfuerzo humano. Lo que nos hace exclamar y nos da plenitud de gozo, es saber que Dios está y que nosotros hemos estado involucrados con lo que es plenamente de Él.

Por Mí Espíritu

Etiquetas:


Zacarías, capítulo cuatro, versículos 1 hasta 6. Un estudio expositivo (versículo tras versículo) de la Biblia

Jonathan Goforth 1859-1936
El corazón de cada cristiano debe arder con un anhelo de ver un movimiento puro del Espíritu Santo. Desgraciadamente, a muchos les interesa más lo que el hombre puede hacer. El gran misionero que vio un avivamiento en Mongolia y otras partes de China, Jonathan Goforth, después de estar en una convención mundial de misioneros, comentó en su libro "Por Mi Espíritu" lo siguiente: Jamás he experimentado tanto dolor y desilusión como en ese día. De los muchos que hablaron en esa gran reunión de misioneros, sólo hubo  tres que enfatizaron que el Espíritu Santo es el único factor esencial en la evangelización del mundo. Después de escuchar los mensajes aquel día, una persona sólo podría concluir que dar el evangelio a los seres humanos perdidos sería una cosa de mejor organización, mejor equipaje, y más hombres y mujeres… quitar el ídolo de la auto suficiencia eclesiástica aparentemente era un precio demasiado alto que pagar.

Una visión

El ángel no habla a Zacarías en el sueño; le despierta para hablarle (v.1). No diré que Dios no hable en sueños, ya que la Biblia nos da ejemplos de que sí, pero siempre son casos extraordinarios. En este libro leemos acerca de varias visiones y visitaciones de ángeles, pero recuerda que Dios está dando revelaciones que formarán parte de la Biblia y, en el caso de Zacarías, está profetizando sobre la venida del Mesías y acontecimientos relacionados con el fin de esta época. Es algo que instruirá a millones de personas en todo el mundo por muchos siglos. Más que una palabra extraordinaria, es única y sin error, perfectamente inspirada por el Espíritu Santo.