Entradas Recientes
Lowell Brueckner
feedburner

Ingrese su dirección de correo electrónico:


Entregado por FeedBurner

La muerte sorbida

Etiquetas:


24. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 25

Isaías alaba a su Dios

(pulsar para ver la letra en grande)
Isaías se junta con la alabanza del remanente, el único movimiento positivo que vimos en capítulo 24 (v.14). Estoy seguro de no equivocarme al decir que cada ministerio verdadero empiece con y salta de una relación con Dios. Esta es la verdad en el Antiguo Testamento, igual que en el Nuevo. Isaías dice, “Tú eres mi Dios” (v.1). Requiere un conocimiento personal, si él va a representar la persona de Dios en la tierra, por haber experimentado quien es Él y lo que Él puede hacer.

Sus hechos son maravillosos y la mano del Señor es reconocido por el carácter sobrenatural de Sus obras. Porque son tan grandes, Isaías le exalta y le alaba. La alabanza puede explotar en un nivel horizontal, declarando Sus maravillas a los seres humanos, como también dirigiéndoles hacia Dios verticalmente.

El primer versículo también nos demuestra que las obras maravillosas son según “designios asegurados desde la antigüedad” (BTX)…formadas en la eternidad. También por esta razón, Isaías tiene que tener una relación personal con Él, para poder escuchar directamente de Dios sobre Sus propósitos. Estos son los planes que tienen que llevarse a cabo en el tiempo y la astucia humana no puede tener parte en el plan o en la manera que se lleva a cabo.

Juicio universal

Etiquetas:

Isaías 24:1-6 (pulsa para engrandecer la letra)

23. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 24

Isaías es el portavoz del Señor en el juicio territorial, primeramente contra Jerusalén y Judá, el reino del sur, y después, contra las diez tribus aisladas de Judá, al norte, llamado Israel. Ha enviado la palabra del Señor a Filistea, Moab, Etiopía, Egipto, Arabia y Tiro. Ha hablado a las potencias mundiales de aquel día, Asiria y Babilonia, de su humillación venidera. Al mismo tiempo, el efecto de esas profecías apuntará hacia los imperios futuros de Grecia y Roma (que en sentido bíblico eran uno… Daniel, capítulo 2).


Un mensaje a todo el mundo

Este capítulo llama la atención al mundo entero a su destrucción venidera. Esta es la profecía de condenación que no excluye a nadie. Se extiende más allá de las naciones del Medio Oriente y llega a cada continente del planeta Tierra. La traducción de la Biblia en cientos de lenguas importantes y tribales, hace posible que este mensaje alcance a cada rincón de la creación en nuestros días. El juicio universal está en el futuro; ¡que cada ser humano preste atención!

Pimienta y sal, número 6

Etiquetas:


Hace unos días recibí el siguiente mensaje por Skype: “Acabamos de venir de una movida a la que estábamos invitados. Nos dijeron que hoy había un estudio. Allí fuimos, con nuestras biblias y dispuestos a recibir algo, pero lo que hemos encontrado es una especie de reunión de marketing de cómo plantar iglesias....muy triste...algo tan frío, profesional, mental....”

“Entonces el hombre dijo, al final de la reunión, que pensáramos en una cosa que a partir de ahora íbamos a hacer y otra que íbamos a dejar de hacer... entonces uno que estaba con nosotros levantó la mano y dijo, más o menos: ‘Yo lo que voy a hacer es buscar las sendas antiguas y orar para que Dios nos dirija’... quiso decir más, pero el hombre le cortó. Personalmente, yo quise decir, que lo que creo que falta es un avivamiento. ¡¡Qué pena!! Iba tan dispuesta a recibir algo de Dios... Pensaba… ¿qué diría Jesús si hubiera estado allí?, porque ellos basan sus tácticas modernas en el contexto de ahora, afirmando que todo ha cambiado y que por ello también tiene que cambiar nuestra manera de ir a la gente a presentarles el evangelio, etc.”.

Pimienta y sal, número 5

Etiquetas:


Como un profeta, Vance Havner, sigue dándonos la palabra de Dios, despreciando las tendencias de estos días. “Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos. No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas…” (He.13:8-9). La verdad es tan antigua como lo es el eterno Hijo de Dios; Él es la verdad y no cambia ni una jota por los expertos de estos días. Nunca le persuadirán a unirse con la mentalidad vacilante de los tiempos. No pudieron en el pasado y no lo harán hoy.  “¿A quien pidió consejo para ser avisado?” (Is.40:14).

¿Un cristiano mundano?... ¿un diablo celestial?

No podemos ser cristianos la mitad del tiempo. Todos estamos en el servicio todo el tiempo, o por lo menos, debemos estar. Un hombre que es fiel a su esposa la mayoría del tiempo, no es fiel para nada; y un hombre que es cristiano y algo más, no es cristiano. El amigo del mundo es enemigo de Dios. Billy Sunday decía: “No hay tal cosa como ser un cristiano mundano. Lo mismo sería hablar de un demonio celestial. 

Tiro de Fenicia

Etiquetas:

  

No sé cómo te sientes después de haber estudiado la tercera parte del libro de Isaías, pero puedo decir que yo, en verdad, he sido enriquecido. El pueblo de Dios necesita tener enseñanza expositiva de la Biblia. Por favor, abre tu Biblia en Isaías 23 para poder seguir el texto, ya que no podemos escribirlo todo en el artículo. Asegúrate de seguir la historia de este capítulo hasta el final. Una de las cosas que descubrirás de los beneficios de la Palabra de Dios es que ¡sus historias terminan bien!


22. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 23

La historia de Tiro

El año pasado estudiamos las profecías de Zacarías, que fueron escritas como 200 años después de las de Isaías. Escribí que, dos siglos después de la profecía de Zacarías, Alejando Magno invadió “la costa del mar Mediterráneo, y cayeron Tiro y Sidón, dos ciudades que tenían mucha influencia diabólica, según Ezequiel 28. Tiro se consideraba invencible, porque estaba situada en una isla y, aunque Nabucodonosor, el babilonio, pudo destruir la ciudad en la costa, no pudo llegar a la isla, aunque intentó hacerlo durante 13 años. Ningún otro enemigo la había podido alcanzar, pero Alejandro tuvo un mandato de parte de Dios, que es la profecía que estamos estudiando; utilizó las ruinas dejadas por Nabucodonosor para edificar una calzada en el mar hacía la isla (334-332 a.C.).”