Entradas Recientes
Lowell Brueckner
feedburner

Ingrese su dirección de correo electrónico:


Entregado por FeedBurner

Bel y Nebo caen

Etiquetas:


43. Un estudio expositivo de Isaías, capítulos 46 y 47

Capítulo 46
 

Una buena porción de los primeros capítulos de Isaías tenía que ver con la historia y profecía sobre Asiria. Varios de los últimos capítulos nos apuntan hacia el futuro, y hablan de Babilonia y su caída a manos de Ciro, rey de Persia. La religión idólatra de Babilonia tuvo mucha influencia sobre todo el mundo conocido de aquel entonces. Los romanos asociaban a Bel con Júpiter y a Nebo con Mercurio, por eso podemos ver que, en el tiempo del apóstol Juan, la religión siempre se manifestaba en “la ciudad que reina sobre los reyes de la tierra”, es decir, Roma (Ap.17:18). De diferentes maneras, la religión babilónica aún existe hoy en día.

Bel y Nebo eran dioses babilónicos. Bel es otro nombre dado a Baal; ya sabemos el efecto que éste tuvo sobre los Israelitas. La adoración a Baal llegó hasta Fenicia; ya hemos estudiado su influencia sobre la reina Jezabel, esposa de Acab, rey al norte de Israel. Nebo se encuentra incluido entre algunos de los nombres de los reyes de Babilonia, incluido Nabucodonosor. El nombre del dios Bel se encuentra en el nombre del rey Bel-sasar, y Nabucodonosor dio a Daniel el nombre de su dios, Bel-tsasar (Dn.4:8).

El primer versículo nos dice que estos dioses eran una carga para su pueblo y para las bestias que los llevaban. No pudieron defender la ciudad ni escapar a la invasión de Persia, sino que fueron llevados junto con el pueblo que los adoraba (vs.1-2). La derrota de Babilonia también fue una derrota para sus dioses. Observé un comentario en Wikipedia, sobre la acción supersticiosa del padre de Bel-sasar: “Las fuentes nos informan que Nabonido hizo transportar a Babilonia las más importantes estatuas de culto de la baja Mesopotamia en el momento en el que la ciudad era amenazada por el ejército persa”.

Señor Soberano sobre todo

Etiquetas:




42. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 45

Ciro el Grande

El ministerio de Isaías, inspirado poderosamente por el Espíritu Santo, ha alumbrado claramente sobre la naturaleza de Dios durante 2700 años, a millares de lectores en toda la tierra. Desde el día de su llamamiento divino, pudo conocer al Santo de Israel, al cual ha enfatizado en todo su libro. También le describe como el Señor Soberano sobre toda la tierra.


Ciro y la elección soberana

Repito lo que aprendimos en el último capítulo acerca de cómo Dios había nombrado a Ciro más de 150 años antes de que naciera. Si tú eres un hijo de Dios, probablemente eres consciente del hecho de que Dios tuvo Su mano sobre ti antes de que tú le conocieses. ¿Sabías que Él obraba en generaciones pasadas para que tú existieras? Ah, la Biblia nos enseña que “nos escogió en él antes de la fundación del mundo…” (Ef.1:4). No nos debe sorprender que Jesús conociera el nombre de un pequeño hombre al verle en el árbol. “Zaqueo”, le llamó. También conocía el nombre de otro pequeño hombre en el camino a Damasco… aquel fariseo rabioso, inspirado por el odio a provocar caos en la iglesia. Le gritó desde la gloria flameante de Su presencia: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?” Pocos versículos después, vemos que Cristo le había escogido: “Instrumento escogido me es éste”. Jesús nos enseñó que Él llama a Sus ovejas por nombre.

El Creador o dioses formados

Etiquetas:



 
41. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 44

Escogido

¿Has considerado las muchas cosas en tu vida, sobre las que no tenías control? Nadie te preguntó cómo las querías. Por ejemplo, la familia en la cual naciste, el tiempo y el lugar de tu nacimiento, tu nombre, y tus rasgos físicos; todo esto son cosas que tú no elegiste. En la primera etapa de tu vida, dependías totalmente de otros para que te cuidaran. Fuiste dejado en sus manos para que te movieran, te alimentaran y te acostaran para dormir. Ellos pensaban y hacían todo por ti.

Como niños, anhelábamos tener libertad e independencia, esperando el día en el cual pudiéramos dejar la casa de nuestros padres y tener nuestra propia casa. Así que buscamos un empleo y vivimos en nuestro propio hogar. Pero pronto, nos dimos cuenta de que no éramos tan libres como pensábamos. Había cuentas que pagar, y nuestro jefe pensaba que teníamos que obedecerle. Después, nos casamos y vimos que nuestra área de libertad era incluso más pequeña, porque teníamos que compartir nuestra vida con otra persona. Entonces… los hijos, quienes hicieron que nuestro pequeño mundo de independencia se redujera aún más.

La única salvación para Israel

Etiquetas:




40. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 43

Lo que el Espíritu dice ahora

Vemos, en el libro de Apocalipsis, que Jesús dio un mensaje diferente a cada una de las siete iglesias. Concluyó cada mensaje con las siguientes palabras: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias” (Ap.2:7,11,17, 29; 3:6,13,22). Aunque cada cristiano debe ocuparse en un estudio sistemático sobre todo el alcance de la revelación bíblica, el Espíritu de Dios también nos habla con una palabra especial, que se aplica específicamente a diferentes lugares y diferentes tiempos. Tenemos que estar atentos a lo que el Espíritu dice a la iglesia ahora.

Quiero seguir animándote a que abras tu Biblia para poder seguir el texto, mientras repasamos el capítulo. Notarás que el versículo 1 empieza con la palabra “ahora”. El predicador de Eclesiastés dice que todo tiene su tiempo (Ec.3:1-7), y el predicador del evangelio tiene que ser sensible al Espíritu, para poder saber específicamente lo que Él quiere que su pueblo oiga en cada ocasión. Hay tiempo para reprender y tiempo para consolar. El profeta Isaías sabía cómo y cuando hacer ambas cosas.

“Ahora”, después del aviso de juicio declarado al terminar el capítulo 42, Dios consuela a Israel. No hay consolador como el Espíritu Santo. Él inspira a Isaías para empezar con la creación de Israel. El Señor sigue creando; crea individuos en los senos de sus madres, y crea naciones enteras. El consuelo comienza con el conocimiento de que somos seres creados y, por eso, tenemos un propósito y un cuidado de parte de nuestro Creador.

Spurgeon, Ryle y los judíos

Etiquetas:



             














    


Quiero presentaros un estudio importante para nuestros tiempos, utilizando las palabras de dos de las más importantes y respetadas figuras del siglo XIX, C. H. Spurgeon, un predicador Bautista, y J. C. Ryle, un obispo en la Iglesia de Inglaterra. He obtenido el material de dos fuentes: Lo de Spurgeon, de Dennis Swanson de Master´s Seminary, y lo de J. C. Ryle, de Middletown Bible Church. Mi propósito es citar directamente a estos dos hombres, no los comentarios añadidos por las fuentes mencionadas.

Nuestra meta será ver el punto de vista de Spurgeon y Ryle, sobre el retorno de los judíos a su Tierra Prometida. Éste, es un asunto extremamente importante para nuestros días, porque Israel fue reestablecida como una nación soberana en 1948, cumpliendo así profecías habladas 2.400-2.700 años antes. La evidencia más grande de que estamos en los últimos tiempos, lo que distinge estos tiempos de otros, en los que los cristianos pensaban que estaban en los últimos tiempos, es que los judios han vuelto a su tierra e Israel es una nación soberana. Podemos estar seguros que la venida de Cristo para reinar sobre la tierra está cerca.

Spurgeon y Ryle eran contemporáneos, ambos ingleses, y murieron cerca del comienzo del movimiento Sionista, que tenía que ver con el regreso de los judíos a Palestina desde todas partes del mundo. Sin comentar más, vamos a permitir que Charles Spurgeon nos relate su opinión sobre el rapto pre-milenario de la iglesia, y después, sobre las dos resurrecciones, una de los justos y otra de los injustos. Además, necesariamente, tanto Spurgeon como Ryle nos hablarán de la interpretación literal de la profecía bíblica.