Entradas Recientes
Lowell Brueckner
feedburner

Ingrese su dirección de correo electrónico:


Entregado por FeedBurner

¿Eres siervo de Cristo?

Etiquetas:

Un estudio biblico de la carta de Gálatas


Pablo apedreado y dejado como muerto en Listra, Galacia. 
Empezaremos un estudio expositivo sobre la carta a los Gálatas. Sencillamente, se trata del poderoso argumento del apóstol Pablo defendiendo el evangelio de Jesucristo, llegando al centro y corazón del mensaje cristiano, proponiendo la fe que salva y la libertad que resulta de creer la verdad. Declara la guerra a las ataduras legalistas y a los judaizantes que las presentan. Éstos eran falsos apóstoles que salían de Jerusalén y pretendían tener el respaldo de la iglesia de allí y de su liderazgo apostólico.

John Bunyan declaró que el comentario de Lutero sobre este libro era la obra más importante, aparte de la Biblia. Con la excepción de la carta de Pablo a los Romanos, Gálatas, ciertamente, es el libro que mejor define la Reforma. Fue inmensamente útil para atacar la tiranía católica romana de aquellos tiempos.

Haremos el intento, sobre todo, de captar el significado original del documento, reconociendo que su Autor es el Espíritu Santo, como lo es de toda la Escritura. Cuando es así, nos enfrentamos con la verdad eterna y con los principios espirituales, útiles para los cristianos en cada periodo de la historia de la iglesia. Por eso, podemos aplicar esta obra a nuestra situación en el siglo XXI. Nos ayudará a ver los paralelos que existen entre hoy y la situación en Galacia, y podremos juzgar si vivimos de acuerdo con el mensaje de Pablo.

Necesitamos echar una seria mirada hacia esta enseñanza para después poder hacer un examen, igualmente serio, de dónde estamos en relación a ella. En fin, tenemos que obtener la corrección y ayuda poderosas desde la Palabra viviente de Dios para poder levantarnos encima de cualquier caída que hayamos experimentado y remover cualquier obstáculo de nuestro camino que estorbe la voluntad de Dios.

Negar el Antiguo Testamento

Etiquetas:


La Biblia entera es la Palabra de Dios...El Antiguo Testamento igual que el Nuevo. ¿Has oído a alguien decir que no estudia el Antiguo Testamento y no quiere oír estudios bíblicos, basados en el Antiguo Testamento? Ahora vamos a ver que tan serio... fatal, en verdad... es este error.

Vamos a leer un pequeño estudio bíblico de Juan 5:45-47..., con cinco puntos de comentario, por Albert. Barnes.

John 5:46. "No penséis que Yo os acusaré delante del Padre; hay quien os acusa: Moisés, en quien vosotros habéis puesto la esperanza.

47. Pero si creyerais a Moisés, me creerías a mí, porque de mí escribió él.

48. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?"

Antiguas fotos de David

Etiquetas:




Margaret, Sarah, Deborah, Raquel, Leah, Lowell, y Mike

 



Una historia pictórica de nuestra familia

(pulsa en cualquier foto para verla más grande)



Una nación nacida en un día

Etiquetas:




59. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 66

Resistiendo el Espíritu Santo

“Así dice el Señor: El cielo es mi trono y la tierra el estrado de mis pies, ¿Dónde, pues, está la casa que podríais edificarme? ¿Dónde está el lugar de mi reposo?” (v.1). Después de construir el templo, una maravilla del mundo antiguo, incluso Salomón reconoció, humildemente, que no era un lugar digno para que morara el Creador, y  preguntó: “¿Morará verdaderamente Dios sobre la tierra? He aquí, los cielos y los cielos de los cielos no te pueden contener, cuánto menos esta casa que yo he edificado” (1 R.8:27).

Cuando el mártir, Esteban, argumentó irrefutablemente sobre las maneras en las que Israel siempre había resistido al Espíritu Santo, presentó como prueba de ello su devoción al templo, citando este primer versículo del último capítulo de Isaías.: “El Altísimo no habita en casas hechas por manos de hombres; como dice el profeta…”. Dos versículos después, Esteban dijo: “Vosotros, que sois duros de cerviz e incircuncisos de corazón y de oídos, resistís siempre al Espíritu Santo; como hicieron vuestros padres, así también hacéis vosotros” (Hch.7:48-51). Dios solamente había ordenado el levantamiento de un tabernáculo en el desierto, como también recordó a Natán, el profeta (2 S.7:6-7). Hasta el reino literal de Cristo sobre la tierra, cada edificio hecho por el hombre, aunque sea dedicado a Él, no tiene sentido espiritual.

Los tiempos de gentiles y judíos

Etiquetas:



 
58. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 65

Los tiempos de los gentiles

Pablo citó a Moisés: “Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo; con un pueblo sin entendimiento os provocaré a ira” (Ro.10:19 de Dt.32:31), y después a Isaías. Pablo dice que él es “muy osado” al decir: “Fui hallado por los que no me buscaban; me manifesté a los que no preguntaban por mí” (Ro.10:20-21 de Is.65:1-2).

Por citar el Antiguo Testamento, Pablo pudo comprobar que su ministerio entre los gentiles era ordenado por Dios. Los profetas, desde la historia más temprana de Israel, profetizaban acerca del Tiempo de los gentiles, es decir, los días del Nuevo Testamento, cuando el evangelio sería predicado a toda tribu, lengua, pueblo y nación, en el mundo entero. Aún en el Antiguo Testamento, Dios, frecuentemente, mostraba Su amor para la gente que no era de Israel.