Entradas Recientes
Lowell Brueckner
feedburner

Ingrese su dirección de correo electrónico:


Entregado por FeedBurner

El gran día de la siega

Etiquetas:


26. En estudio expositivo de Isaías, capítulo 27

Queremos estar muy cerca del profeta, al empezar hablar del pueblo del Señor. Aprendemos de la relación que Él tiene con ellos que ha elegido, para que sean una luz al mundo entero. Es el mejor tiempo de verle, porque es cuando deja de esconderse para revelarse mejor a los Suyos. Es lo que consideraremos en este capítulo.

Es importante siempre observar el tiempo, para poder tener entendimiento sobre aplicar la Escritura que estamos estudiando. El tiempo es especialmente evidente en este capítulo, en que se menciona “aquel día” desde el primer versículo, repitiendo en versículo 2, entonces dice “días vendrán” en versículo 6, y otra vez “en aquel día” en versículos 12 y 13.

Tenemos que mirar atrás para saber que significa aquel día. Fue expresado en un cántico desde el principio de capítulo 26, un cántico futuro reservado para aquel día. Este capítulo es una continuación de capítulos 24, 25 y 26. Describe un tiempo cuando Jerusalén estará en paz y una nación justo habita en ella. Es un día de crecimiento para esa nación, sus fronteras alcanzan más territorio, y el Señor será glorificado en ella. Es un tiempo de resurrección nacional y podemos concluir con certeza que este día toma lugar en el fin de la época.

Un cántico para Jerusalén

Etiquetas:


 25. Un estudio expositivo  de Isaías, capítulo 26

De vez en cuando hemos contemplado el lenguaje poético del Señor. El Espíritu Santo, Autor de la Escritura, nos presenta la verdad y lo hace de una forma para que sea capaz de penetrar profundamente a nuestro ser y permanecer dentro de nosotros. El profeta inspirado nos habla de una canción y lo que tenemos delante de nosotros en este capítulo es la verdad eterna en forma poética con una melodía y un ritmo. Es un beneficio secundario, al estudiar la palabra de Dios, que también podemos desfrutar de la mejor literatura.

 Recuérdate que el documento original de Isaías, como toda la Escritura, no tenía divisiones de capítulos o versículos. Hombres los añadieron para facilitar la lectura pero, como resultado, hay pensamientos en este capítulo que pueden estar unidos con otros en el capítulo anterior o en el capítulo que sigue. Por ejemplo, en el principio de capítulo 25, leemos de las ciudades como una representación de las mejores obras de los hombres, y por eso, pueden estar muy orgullosos de ellas. Tomamos un ejemplo clásico, lo de Nabucodonosor, jactándose sobre Babilonia desde la azotea de su palacio real. El último versículo del capítulo habló de los muros de Moab, símbolo de su orgullo y destreza práctica.

La ciudad milenaria

Hay una canción que la tierra de Judá cantará en el futuro sobre su ciudad capital que será, de hecho, el capital del mundo en el milenio. El término “aquel día” a menudo refiere al día milenario del Señor. Lo que sigue son los líricos de aquella canción y tiene que ver con una ciudad muy especial. Abraham, Isaac y Jacob no podía acomodarse en su heredad terrenal de Canaán, porque, como Isaías, Dios dio a Abraham una visión de una ciudad mucho mejor. Enseñó a sus descendientes la superioridad del mundo venidero al punto que vivían en su tierra prometida en tiendas, como extranjeros y peregrinos (Heb.11:13). Nos dieron un ejemplo de lo que debe ser la mentalidad del pueblo de Dios.

¿Quién planeó esto?

Etiquetas:







Nada tiene que resultar conforme a nuestros planes. Ionut Lerca, director del campamento, Teen Ranch, cerca de Lepsa, Rumania, por meses ha intentado formar un campamento por algunas familias que cada año se reunen. Siempre ha sido un tiempo de oración y comunión en la Palabra de Dios. Empezó con planes de reunir en julio, pero entonces vio que más estarían libres en agosto. Después parecía que al fin de cuentas, julio sería mejor.




La muerte sorbida

Etiquetas:


24. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 25

Isaías alaba a su Dios

(pulsar para ver la letra en grande)
Isaías se junta con la alabanza del remanente, el único movimiento positivo que vimos en capítulo 24 (v.14). Estoy seguro de no equivocarme al decir que cada ministerio verdadero empiece con y salta de una relación con Dios. Esta es la verdad en el Antiguo Testamento, igual que en el Nuevo. Isaías dice, “Tú eres mi Dios” (v.1). Requiere un conocimiento personal, si él va a representar la persona de Dios en la tierra, por haber experimentado quien es Él y lo que Él puede hacer.

Sus hechos son maravillosos y la mano del Señor es reconocido por el carácter sobrenatural de Sus obras. Porque son tan grandes, Isaías le exalta y le alaba. La alabanza puede explotar en un nivel horizontal, declarando Sus maravillas a los seres humanos, como también dirigiéndoles hacia Dios verticalmente.

El primer versículo también nos demuestra que las obras maravillosas son según “designios asegurados desde la antigüedad” (BTX)…formadas en la eternidad. También por esta razón, Isaías tiene que tener una relación personal con Él, para poder escuchar directamente de Dios sobre Sus propósitos. Estos son los planes que tienen que llevarse a cabo en el tiempo y la astucia humana no puede tener parte en el plan o en la manera que se lleva a cabo.

Juicio universal

Etiquetas:

Isaías 24:1-6 (pulsa para engrandecer la letra)

23. Un estudio expositivo de Isaías, capítulo 24

Isaías es el portavoz del Señor en el juicio territorial, primeramente contra Jerusalén y Judá, el reino del sur, y después, contra las diez tribus aisladas de Judá, al norte, llamado Israel. Ha enviado la palabra del Señor a Filistea, Moab, Etiopía, Egipto, Arabia y Tiro. Ha hablado a las potencias mundiales de aquel día, Asiria y Babilonia, de su humillación venidera. Al mismo tiempo, el efecto de esas profecías apuntará hacia los imperios futuros de Grecia y Roma (que en sentido bíblico eran uno… Daniel, capítulo 2).


Un mensaje a todo el mundo

Este capítulo llama la atención al mundo entero a su destrucción venidera. Esta es la profecía de condenación que no excluye a nadie. Se extiende más allá de las naciones del Medio Oriente y llega a cada continente del planeta Tierra. La traducción de la Biblia en cientos de lenguas importantes y tribales, hace posible que este mensaje alcance a cada rincón de la creación en nuestros días. El juicio universal está en el futuro; ¡que cada ser humano preste atención!