Entradas Recientes
Lowell Brueckner

Ingrese su dirección de correo electrónico:


Entregado por FeedBurner

Llevado por la fe, 1a parte

Etiquetas:

 (UN ESTUDIO EXPOSITIVO DEL LIBRO DE HEBREOS)

 “He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá”. Habacuc 2:4, citado en Heb.10:38, Ro.1:17 y Gá.3:11. 

 Capítulo 11

1.      Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

2.      Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos.

3.      Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

 

La certeza y la convicción de la fe piadosa

 El profeta Habacuc, hace un contraste entre el alma justa y la que se enorgullece o, literalmente, en hebreo, se hincha. Lo ilustraré con la levadura, que siempre es un símbolo negativo en la Biblia, ya que al mezclarse con la masa hace que esta se hinche y aparente ser más grande de lo que es. Simboliza el orgullo, la hipocresía y el engaño. El incrédulo es auto-suficiente y se auto-justifica. El alma justificada por la fe es sencilla y honesta, y se entrega humildemente a Dios. Esto significa que cree o confía en Él.

 En el versículo 1, tenemos una definición de la fe. La fe da certeza a las cosas que el creyente espera, cosas que él no puede ver. Es toda la convicción necesaria para poder confiar en ellas. El Nuevo Testamento trata de cosas espirituales, es decir, invisibles, siendo necesaria la fe para proveer sustancia y evidencia a su existencia. El intelecto y las evidencias científicas no pueden alcanzar tales cosas, por eso, la persona que quiere depender de ello, nunca llegará a su meta en el intento de poner fundamentos a su religión. Millones han fracasado haciéndolo. 

Tenemos lo que es verdadero

Etiquetas:

  Capítulo 10

 1.      Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.

2.      De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado.

3.      Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados;

4.      porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.

5.      Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificios y ofrenda no quisiste; mas me preparaste cuerpo.

6.      Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron.

7.      Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, como en el rollo del libro está escrito de mí.

8.      Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la  ley),

9.      y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último.

10.  En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

 

La eterna voluntad de Dios

El Nuevo Testamento enseña claramente las intenciones que Dios tenía sobre la ley ceremonial, y no tiene sentido ir más allá de Sus propósitos. Dios dio la ley como una sombra para poder ver de antemano la realidad que vendría. La ley no tiene una sustancia perdurable, pero Aquél que vendrá hará una obra efectiva y eterna para los que se acercan (v:1).

 Cuando Jesús ofreció a la samaritana agua de vida para que no tuviera sed jamás, ella expresó su agotamiento al tener que caminar diariamente al pozo. Dependiendo de donde estuviera su casa en Sicar, tenía que andar un kilómetro, más o menos, y después volver cargada con su cántaro lleno de agua: “Señor, dame esa agua, para que no… venga aquí a sacarla” (Jn.4:15). Es monótono, además de cansado, tener que hacer un trabajo repetidamente, pero Dios siempre hace una obra que es perfecta y no necesita repetirse una segunda vez. La gente acudía a los sacerdotes y ellos ofrecían sus sacrificios continuamente, mientras que el sumo sacerdote entraba una vez al año al Lugar Santísimo. Nadie hallaba curación para su conciencia herida. Era una obra interminable hasta que vino Jesús (v:2).

 

El Santuario Celestial

Etiquetas:

Un estudio expositivo del libro de Hebreos


Capítulo 9

1.    Ahora bien, aun el primer pacto tenía ordenanzas de culto y un santuario terrenal.

2.              Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición.

3.      Tras el segundo velo estaba la parte del tabernáculo llamada el Lugar Santísimo,

4.      el cual tenía un incensario de oro y el arca del pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció, y las tablas del pacto;

5.      y sobre ella los querubines de gloria que cubrían el propiciatorio; de las cuales cosas no se puede ahora hablar en detalle.

 

El santuario terrenal

 La razón más importante por la que creo que cada cristiano debe estudiar toda la Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, es porque, por medio de las Escrituras, Dios se revela a nosotros. Este es su mayor propósito y, en ningún lugar fuera de la Biblia, tendremos una revelación fiable de Él. Hay un solo Dios y Él no cambia; el Dios del Antiguo Testamento es el mismo Dios que se manifiesta por medio de Jesús en los Evangelios. A. W. Tozer dijo que el asunto más importante, tanto para la vida de una persona como para la iglesia, es su concepto de Dios.

 Además, mientras estudiamos, aprendemos también los caminos de Dios. Al principio, nos parecen muy extraños, ya que Sus caminos son totalmente diferentes a los que hemos conocido en el mundo. Ninguna escuela secular ofrece un curso sobre los caminos de Dios, e incluso, para los discípulos que estaban más cerca de Jesús, eran difíciles de entender. Pero, para poder caminar como cristianos, cada uno de nosotros tenemos que andar en ellos. Uno de mis versículos preferidos es el Salmo 77:19, porque demuestra la naturaleza compleja de Sus caminos y la imposibilidad de hallarlos de manera natural: “En el mar fue tu camino, y tus sendas en las muchas aguas; y tus pisadas no fueron conocidas”. Requiere entendimiento espiritual. 

Un aviso importante

Etiquetas:


Salmos 1, segunda parte

 Debo avisar a todos - si es que habéis tenido dificultad en hallar Las Meditaciones Diarias de los Salmos - que se encontrarán cada día en la página principal de Radio Luz a las Naciones. Sea el enlace es https://www.fmradioluz.com/ . Una vez llegando a este sitio, dirígete hacia abajo hasta donde se encuentra Últimas Entradas. Allí está la meditación para el día de hoy y allí se encontrarán todos los días, para que vosotros las seguís todos los días del año 2021. Si no has escuchado la de ayer, también está en esta misma categoría bajo Últimas Entradas. Nuestro deseo es que os disfrutéis y que sean de bendición. 

Meditaciones de los Salmos

Etiquetas:

 Pasada la medianoche de hoy, es decir, el día 1 de enero de 2021, se emitirá en Radio Luz a las Naciones un estudio devocional sobre mi libro, Meditaciones diarias de los Salmos, que cubrirá los 365 días del año. Estará a tu disposición en cualquier momento a través de YouTube, Fm radio luz a las naciones, según entiendo (si hubiere algún cambio os avisaré inmediatamente a través del blog). Verás que la cuña y presentación, en general, está muy bien hecha, y la voz de las meditaciones diarias fue puesta por diferentes cristianos en Madrid. A ellos, junto al personal de Radio Luz a las Naciones, estoy muy agradecido.

 Sugiero que, ya que la meditación del día estará a tu disposición a la hora que más te convenga, puedes incluirla a tu devocional personal diario, cuando lo hagas normalmente. He recibido buenos comentarios de personas que han leído el libro de costumbre. Una señora, que sufre dolores continuos en su cuerpo, me dijo que los pensamientos sobre los Salmos la aliviaban mucho. Un matrimonio me dijo que leen juntos las meditaciones cada noche antes de dormir. Bueno, ahora no hay ni que leer, sólo escuchar y estar meditando en las palabras. Espero que muchas personas puedan aprovechar de ello, y sean consoladas y edificadas.

 Hace años, en 1986, más o menos, empecé a escribir anotaciones de los Salmos mientras los estudiaba, llenando dos cuadernos con ellas. Años más tarde, pensé en organizarlas en un devocional diario, dividiéndolas en 365 estudios, junto con el Salmo o porción del Salmo correspondiente. Escribí acerca de experiencias espirituales en mi propia vida, luchas interiores y la consolación recibida por el Señor. Pablo dijo en 2 Corintios 1:3-4: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados.